Documento sin tĂ­tulo
Acapulco CancunIxtapa Manzanillo

Puerto Vallarta

Aroma a mar. Cuerpos bronceados. Arena y sensualidad bajo un sol vivificante. Descanso, diversión y algo más, siempre algo más, distinto, único, inolvidable: quizás la brisa acariciadora del crepúsculo o el impactante avistamient de un mamífero acuático, gigante y jorobado; tal vez el andar pausado por un sendero de melancolía o el extravío en calles atiborradas por los colores de la creatividad.

 

Sí, simplemente irresistible, quizás esta se una de las frases que mejor defina a Puerto Vallarta (estado de Jalisco), un lugar de desmesadura belleza, con un oleaje refrescante y una mágica diversidad natural; un destino que no puede ser ignorado porque atrapa y cautiva. Hipnotiza al viajero.

Manzanillo

Mar y algo más, arena y algo más en Manzanillo, una franja costera que seduce por el vaivén de sus olas y sus prolongados baños de sol, un lugar donde la diversión, el placer y la aventura no distinguen entre el día de la noche y se encuentran en los complejos turísticos, en las orillas transitadas por decenas de cuerpos bronceadamente atléticos o en las aguas transparentes que invitan a zambullirse.

 

Solo hay que entenderse con el mar, sentir el suave roce de la arena y dejarse adormecer por los calurosas rayos del sol, para darse cuenta de que Manzanillo se va metiendo en nuestra alma y que a partir de ese momento cada vez que escuchemos su nombre, nos dejaremos invadir por la nostalgia y por el dulce sabor de los recuerdos.

Ixtapa Zihuatanejo

Cuerpos bronceados retozan sobre la suave arena, niños correteando en la orilla y jugueteando con el agua, jovenes audaces que doman las olas o descubren las profundidades del océano, son imagenes salidas de una postal que se convierten en una plácida relidad en Ixtapa-Zihuatanejo, parajes costeros localizados a 240 Kilómetros de Acapulco.

 

Ambos se complementan para formar un solo destino, donde el denominador común es el mar refrescante, el mar acariciador, el mar que hace soñar con la libertad; porque Ixtapa y Zihuatanejo son, fundamentalmente, excelsos refugios playeros con traje perpetuo de verano, que sirven para borrar los problemas y escribir párrafos de diversión en la bitácora de los viajeros.

CancĂşn

Sol y mar, arena tibia, cuerpos bronceados. Tierra caribeña sensual y arrebatadora, con fantásticas murallas de coral y exuberantes retazos de selta tropical. Un lugar asombroso, con aguas transparentes que desnudan el fondo del mar y pétreas ciudades mayas que develan los secretos de la historia.

 

Un paisaje generoso que se complementa con una impresionante infraestructura turística, provista de todo lo necesario para seducir al viajero. Aquí, la diversión es como el oleaje: nunca termina, se repite día y noche; a veces sube y se vuelve incontrolable e impetuosa como la marea alta; otras, es serena, plácida, un gozo prolongado, como las caricias de las aguas a la arena tibia.

Acapulco

 

La "Perla del Pacífico", es una ciudad que nunca durme. Con sus días de sol y su agitada vida nocturna palpita algarabía las 24 horas. Sus playas de arena suave, sus aguas claras de color turquesa, así como su soberbía infraestructura turística, son solo algunas de las razonez que la han convertido en uno de los destinos turísticos más importantes de México y el mundo.

En sus costas de exótica belleza han recalado desde piratas hasta reyes, y más allá de las razones de su vista, de lo que no hay dudas es que todos ellos quedaron subyugados por la geografía paraíso de este destino turístico, que recién se presentó al mundo en 1927, cuando auna autopista cruzó las montañas, quezás, para refrescarse también en sus playas maravillosas.

En Vacaciones, durante un fin de semana, en cualquier época del año, México cuenta con un destino donde el sol, arena y mar cautivaran tus sentidos...

 

Algunas de las Playas más populares son:

 

Acapulco, CancĂşn, Ixtapa Zihuatanejo, Manzanillo y Puerto Vallarta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Playas de MĂ©xico

En vacaciones, durante un fin de semana, en cualquier Ă©poca.